El respeto a los derechos colectivos de los pueblos, uno de los puntales de otro mundo posible

Los abajo firmantes queremos expresar ante todo nuestra solidaridad con todos los pueblos que sufren, especialmente con los pueblos palestino, kurdo, saharaui y tamil que estos dias padecen los embates del genocidio.

Celebramos que los participantes en el FSM de Belém 2009, hayan incluido en su agenda de reflexión y debate la temática de los derechos colectivos de los pueblos. Se trata de una decisión histórica que supone una positiva innovación respecto a los FSM anteriores, en los que dicha temática no fue considerada como una cuestión de interés general. La minimización de los derechos colectivos se ha manifestado particularmente en teorizaciones sesgadas del derechos colectivo más fundamental de los pueblos: el derecho de la autodeterminación. Asi, muchos pueblos diseminados por el planeta no son respetados ni por los Estados constituidos ni por las organizaciones internacionales, aun siendo los principales sujetos de los derechos colectivos. A pesar de estos obstáculos e incluso de la incomprensión de sectores autoproclamados progresistas, algunos pueblos han conseguido el justo reconocimiento de sus derechos y otros están en proceso de obtenerlo. Hemos examinado esas realidades desde la perspectiva de la globalización como una alternativa al individualismo y al desarrollo insostenible que la caracteriza.

Hemos observado que los pueblos indígenas u originarios son un referente y una guia para el reconocimiento y respeto de los derechos colectivos. El hecho de haberse celebrado esta edición del FSM en Belém en tierra de pueblos indígenas, ha facilitado nuestra tarea de profundizar el contenido y el alcance de los derechos colectivos a nivel universal. Tales pueblos a quienes respaldamos, son un ejemplo de coherencia y perseverancia en el pleno respeto a la madre naturaleza, el hábitat y sus recursos naturales; todo lo cual debe asegurar el ejercicio de sus derechos colectivos.

Celebramos que incluso la ONU se haya hecho eco de las luchas y las metas de los derechos colectivos de los pueblos indígenas con la aprobación de la “Declaración de los derechos de los pueblos indígenas de 2007”. Esta declaración sostiene claramente que los derechos colectivos son indispensables para la existencia, bienestar, desarrollo integral de los pueblos y ejercicicio de su derecho a su libre determinación.

La toma de conciencia por parte de los pueblos indígenas de los derechos colectivos tiene el valor añadido de ser un ejemplo para otros pueblos del mundo y deshacer la injusta división institucionalizada de la humanidad entre comunidades mayoritarias o grupos dominantes y comunidades minoritarias o grupos dominados.

Estas puntualizaciones coinciden con el contenido de la “Declaración de los derechos colectivos de los pueblos” aprobada en Barcelona en 1990 por representantes de la sociedad civil de diferentes pueblos marginados, en la que se afirmaba que los derechos individuales quedan reducidos si la persona concreta a la que se refieren no puede comportarse ni expresarse como sujeto de los derechos colectivos de su propio pueblo.

Las políticas actuales globalizantes y uniformizadoras se oponen al ejercicio de los derechos colectivos de los pueblos. Por ello, es indispensable un cambio radical del orden establecido, que sólo será posible si se aplica sin condiciones el principio de que sólo defendiendo los derechos colectivos e individuales se puede construir la democracia, la convivencia y la paz universales, la soberania alimentaria y el desarrollo sostenible. La historia demuestra que la no aplicación de este principio genera gran parte de los conflictos existentes hoy en el mundo.

Con el fin de contribuir más eficazmente que hasta ahora a abrir nuevos caminos para que otro mundo sea posible, acordamos la creación de una RED MUNDIAL POR LOS DERECHOS COLECTIVOS DE LOS PUEBLOS.

Los firmantes del presente manifiesto auguramos pués que este se convierta en energia promotora de la futura red, pidiendo al mismo tiempo que el próximo Foro Social Mundial, ponga en su agenda la prioridad de tratar de forma transversal desde diversas experiencias y reinvidicaciones, los derechos colectivos como exigencia y plataforma esenciales para posibilitar un innovador paradigma y un orden mundial justo y solidario, alternativo a la globalización existente, que libere a la humanidad entera.

Queremos sumarnos finalmente a la propuesta de los pueblos indígenas para convertir el próximo 12 de octubre en el Dia de Movilización Global de Lucha por la Madre Tierra contra la mercantilización de la Vida.

BELÉM DO PARÁ, 31 DE ENERO DE 2009

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s